Luca 8,30 Y le preguntó Jesús, diciendo: ¿Cómo te llamas? Y él dijo: Legión. Porque muchos demonios habían entrado en él. (+Agustín Kantiotis)

A este endemoniado de la lectura evangélica de hoy le tenía miedo y temblaba todo el mundo, pero ahora tiempla el mismo. Se encuentra ante nuestro Cristo Dios, que es el vencedor y triunfador de los demonios, y tiemplan como las hojas de los árboles. Y dice “Jesús Hijo de Dios altísimo”, ¿porque has venido aquí, qué quieres? El Cristo le pregunta: ¿Cómo te llamas? Y él contesta: «Λεγεών Legión» (Lc 8, 28-30).

¿Qué quieredecir «λεγεώνlegión»? La palabra significa un cuerpo del ejército romano, porque en aquella época reinaba el Imperio romano en todo el mundo, incluso en Palestina. «Λεγεώνlegión», pues, era una unidad de 6.000 hombres.

Es decir, 6.000 demonios “pacían” en su corazón. -¿Qué dices?, puede decir alguien; ¿existen demonios hoy, vivimos en el siglo que hemos volado hasta la luna y tú nos hablas de demonios?… Existen muchos que no creen en los demonios. A pesar de esto las muestras y las demostraciones de que existen los demonios son miríadas. Existe el elemento demoníaco que tiraniza la humanidad, al mundo entero. Si uno duda, no tiene otra cosa que hacer que investigue. Que vaya a la isla Kefalonía del mar jónico. Allí traen endemoniados de todo el mundo. E inmediatamente cuando estas pobres criaturas vean las reliquias de san Gerásimo y sobre todo cuando vean una cruz, la cruz de hiero que tenía el Santo, aúllen, gritan y tiemplan ante la fuerza de san Gerásimo. Haced una visita pues allí y os convenceréis que existen los demonios que molestan a los pobres hombres.

Los endemoniados se distinguen de los psicópatas. No son psicópatas, son una cosa distinta mucho más grave. Pero si te es difícil, no hace falta que vaya a Kefalonía. Hecha una ojeada a tu interior y obsérvate a ti mismo. Si sois honestos y francos, si tenéis un poco de «γνῶθισαυτόν conócete a ti mismo», una milésima de autoconocimiento que enseñaba Sócrates, y echáis un vistazo a sí mismos, a este universo espiritual que está encerrado en vuestro interior, allí confirmaréis las energías del astuto maligno espíritu. Porque existen dos universos, uno es el material que nos rodea y el otro es el espiritual que se abre en nuestro interior. El universo material es pequeño; el universo espiritual es inmenso y grandísimo, es el universo misterioso que está dentro de nosotros, somos nosotros mismos. Sipues, echáisunvistazoavosotrosmismos, siexamináisvuestraspalabras, frases, actos, energíasylasprofundidadesdevuestrocorazón, veréisallí unalegión de demonios. ¡Queréis que os cuente algunos?

√ Uno de los más potentes es el demonio de la avaricia; es esto que hizo a Judas vender su Maestro por treinta dinares de plata.

√ Otro es el demonio de la vanagloria que empuja al hombre a buscar continuamente axiomas y posiciones más altas.

√ Otro es el demonio de la sarcolatría (culto al cuerpo), de la lujuria y del adulterio.

√ Otro es el demonio de la curiosidad.

√Otrosdemoniosson las distintasmaliciasy variospazosque atormentan y hacen sufrir la humanidad.

El famoso novelista cristiano ortodoxo Ruso, Fiodor Dostoievski, más o menos ciento veinte (120) años antes, predijo el futuro de la humanidad. Escribió un libro, que se llama “Los endemoniados”, por favor que lo lean los intelectuales, quedarán maravillaos. Es una psicografía (descripción psíquica) con profundas observaciones, verdadera psicología de fondo. Investigó al hombre; 120 años antes pronosticó y predijo: Rusia después de poco tiempo se convertirá en «λεγεώνlegión»… Y Rusia se hizo«λεγεώνlegión». La profecía salió; dominó la «λεγεώνlegión» de los demonios, el ateísmo y muchos más pazos y vicios. Y no crean que nosotros hemos quedado atrás.

«¿CuálestunombreἙλλάς (Helás) Grecia; «λεγεώνlegión» Legionesdedemoniosexistenahoraenunpaísdemártiresysantos. Ahoraencualquierlugarquevayasencuentras «λεγεώνlegión». Algunos números lo demuestran.

Antes no había divorcios en Grecia. Sólo la pala del sepulturero separaba al matrimonio. Ahora son millares los divorcios. ¡Horroroso! He aquí, pues, «λεγεώνlegión» de demonios para los divorcios. Otros fenómenos, como el robo; «λεγεώνlegión»; Antes nadie tocaba lo ajeno, no habían ladrones. Ahora no sabes por dónde protegerte. “¿Cuál es tu nombre?”, Grecia; «λεγεώνlegión» de “chorizos” ladrones. Hasta al extranjero nuestro país a causa de la «λεγεώνlegión» de los políticos ladrones, últimamente aparece como el país de los “chorizos”, ladrones.

Miradycontadcuántosjóvenes tienen y sufren el demonio o la «λεγεώνlegión» de las drogas. Millares aquí y millones en el mundo son castigados y atormentados por esta lapa, ¡qué desgracia!.

«Λεγεώνlegión» pues; si nos miramos a nosotros mismos, «λεγεώνlegión», si examinamos la sociedad, «λεγεώνlegión»; Tal y como los describe Dostoievski, incontables demonios siente el hombre que le molestan en su corazón (psicosomático). ¡Y qué debemos hacer; desesperarnos? No. Existe el vencedor de los demonios y este es uno. Es nuestro Señor Jesús Cristo. Él vino para destruir el estado y poder del diablo. Tiene la fuerza para destruir legiones de demonios. Con Cristo Dios, pues, también nosotros.

¿Nuestra arma, cuál es?

La honorable cruz. En las épocas antiguas que tenín mucha fe, decían: “me arrodillo, me santiguo y el ángel está a mi lado”. Arma irresistible, poderosa e invencible es la cruz del Señor.

Y a Cristo el vencedor de los siglos, la doxa (gloria, luz increada) y honor por los siglos de los siglos. Amín.

(†) ObispoAgustín. Transcripción de la homilía que tuvo lugar en la Iglesia de San Pantaleón Florina, 20/10/1991

Traducido por: χΧ jJ www.logosortodoxo.com (en español).